En un mundo en el que se le da mayor importancia al qué dirán que a una opinión propia.

Resulta a veces brusco pensar que sin la comunicación no vamos a ningún lado y por muy drástico que parezca, yo soy de las que prefiere mantenerse firme ante una opinión abierta en la que se afirme que sí, que efectivamente la comunicación es importante.

Y es que, aunque no lo creas, la comunicación está en todas partes.

Puede parecer obvio pero, créeme cuando te digo que aun hay personas que no tienen claro este concepto o no lo ven necesario para su día a día.

Las bases de una buena relación nacen con una correcta comunicación.

Y no hace falta que esta relación sea necesariamente amorosa.

Hay muchos tipos de relaciones en los que, la comunicación es uno de los ingredientes esenciales que ayudan a que esta, sea afianzada y más fuerte.

A lo largo de los años, alimentamos unos principios, unas opiniones que son basadas en parte, en la comunicación informativa/formativa que hemos estado recibiendo en los últimos años.

Si desde pequeño te tratan bien, mantienen conversaciones contigo en las que enclareces tus dudas al respecto de cualquier tema.

En tu edad adulta, estás preparado para mostrarle esto mismo al mundo.

Y lo haces.

Si recibimos todo lo contrario eso será por inercia lo que estaríamos entregando.

No hay pizza sin base ni relaciones sin comunicación

Por ello, conservar una correcta comunicación nos otorga una serie de ventajas/beneficios que, nos ayudan en todas las áreas de nuestra vida.

Ya sea en el ámbito más personal como también en el laboral.

Ya sea comunicación coloquial o comunicación corporativa.

No importante su fin ni género.

Pues los beneficios son numerosos y entre ellos:
  • Mayor acercamiento entre todas las partes (personas)
  • Conocimiento más amplio acerca de las personas que nos rodean así como también, de cada una de las situaciones que se nos presentan o diferentes causas
  • Con una correcta comunicación, nuestra comprensión se ve amplificada ante diversas circunstancias
  • Mayor fortaleza entre los vínculos de las partes correctamente comunicadas

Es imprescindible siempre que para que una relación familiar, amorosa, una amistad no falle o flaquee, se mantenga una comunicación constante y se cuide de la misma.

Ejercicio para llevar a cabo una correcta comunicación

Por ejemplo para aquellas personas que me preguntan cómo hacer para que su pareja amorosa funcione y no decaiga en una monotonía aburrida.

Yo les diría lo que mi marido y yo hacemos cada día y es que, aunque la mayoría del tiempo lo pasamos juntos ya que, trabajamos juntos pues, cada noche, hablamos sobre el día, qué tal ha ido, qué se podría mejorar, qué es lo que más nos gustó y cuál es el detalle que sin embargo no nos hizo ninguna gracia. Etc.

Todas las noches afianzamos la conversación.

Y esta técnica también considero que sea válida para cualquier amistad.

Aunque esté en la lejanía y no puedas hablar con esta todos los días, una vez a la semana/mes, poneros al día para preguntar qué tal ha ido, qué tal se siente, si cambiaría algo, qué le apetece, etc…

Es una bonita forma de presentar interés por la relación.

Eso sí, yo recomiendo como siempre, que sean ambas partes las que desarrollen esta actividad.

Es decir, que sea correspondida.

Este tipo de comunicación como todos, debe ser correspondido para que su efecto sea todo un éxito y nos conceda esa sensación de armonía, paz y felicidad que tanto solemos ansiar.

Muy pronto haré un vídeo al respecto de este tema no creáis que, esto se queda aquí porque la verdad es que la comunicación es algo muy importante en el día a día de cualquier persona.

Y recuerda que, no importa en qué área de tu vida lo trabajes pues, es importante en todas.

Un abrazo,

firma-omayra

 

 

Pin It on Pinterest

Share This