A todos nos encanta recibir palabras de aliento.

Pero, no siempre tenemos en placer de recibirlas por parte del exterior.

Muchas veces, tenemos la mejor forma es pronunciarlas uno mismo, interiorizarlas y tomarlas en práctica.

En otras ocasiones, nos apetece mencionarlas a quienes queremos, quienes nos rodean.

¿Por qué?

Porque sí.

¿Por qué no?

Lo cierto es que no debemos olvidar que gracias a las palabras de ánimo, de aliento, alimentamos más nuestras ganas de vivir, hacer, compartir…

Y por ello hoy quiero compartir contigo algunas que, espero te encanten.

Pero recuerda que, surte mayor efecto y sensación, si decides leerlas en voz alta.

I – Hay muchas cosas de la vida que llaman la atención a tus ojos, pero solo unas pocas que llaman la atención a tu corazón. Persíguelas.

Nos paramos muchas ocasiones pensando si hacer esto o aquello.

Cuando lo que deberíamos hacer es perseguir aquello que nos llama de verdad,  aquello que queremos.

¿Quieres algo? ¡Ve a por ello!

No esperes la aprobación del qué dirán, es tu aprobación la que cuenta.

Y es que, ¿merece la pena martirizarse haciendo o viviendo una vida que no quieres, no te gusta, no te acomoda?

II – Hay dos formas de vivir tu vida. Una es pensando que nada es milagro. La otra es pensando que todo es un milagro. [Albert Einstein]

Pues depende mucho con qué perspectiva mires la vida, tus pensamientos y tu día a día.

Depende mucho de ti cómo quieras vivir y cómo quieras visualizar la vida que quieres.

III – La fortaleza y crecimiento llegan solo a través de esfuerzo y lucha continuas. [Napoleon Hill]

Muchas veces queremos que las cosas vengan por sí solas.

Muchos hemos sentido en algún momento que no encajamos en este mundo.

Así como en muchas ocasiones podemos llegar a sentir que no lograr algo es un completo fracaso.

Pero lo que jamás deberíamos olvidar es que, el esfuerzo y lucha continua son protagonistas junto a nosotros de nuestra vida.

Por ende, solo con dedicación, luchando y caminando seguro de lo que quieres en esta aventura llamada vida, será como logres todo cuanto deseas, anhelas.

Aprovechar la vida no es una simple opción, es algo que debes hacer.

IV – Si cambias la forma en que miras las cosas, las cosas a las que miras cambian. [Wayne Dyer]

Pues sí, entiendo que muchas veces el vaso está casi lleno.

Entiendo que los baches de la vida son duros de afrontar.

Pero también sé, que mirando las cosas de otra forma, cambiando nuestra forma de pensar sobre cada uno de nuestros problemas, es como hallaremos una solución práctica.

No nos quedemos solo con lo malo y lo difícil.

No pensemos que más allá del problema no hay luz.

V – No podríamos aprender nunca a ser valientes y pacientes si solo hubiese alegría en el mundo. [Helen Keller]

Pues muchas veces queremos que únicamente exista alegría en el mundo.

Que todo sea más fácil.

Pero, una cosa está clara, lo que es tan tan tan fácil, no merece la pena.

A veces es necesario que la complejidad este sometida en nuestra vida.

Pues está comprobado que solo así, la valoramos más.

VI – Solo hay una cosa que hace un sueño imposible de conseguir; el miedo al fracaso. [Paulo Coelho]

Fracasar no es malo.

Es esencial.

Todos cometemos errores pero son estos los que forman nuestra mejor versión.

El miedo al fracaso es uno de los peores episodios que podemos padecer.

Mucho a causa de que lo alimentan personas tóxicas que nos rodean y otro tanto, que alimentamos diariamente con nuestros propios pensamientos.

VII – La vida no trata de esperar a que la tormenta pase. Trata de aprender cómo bailar en la lluvia.

¿De qué sirve esperar?

Tomar las riendas de nuestra propia vida y actuar es la solución más rentable a corto, medio e incluso largo plazo.

No podemos esperar los resultados en un instante.

Pero si podemos sentirnos realizados con cada paso que damos.

VIII – No sabemos lo que somos hasta que vemos lo que podemos hacer. [Martha Grimes]

Al principio cuando escuché esta frase, me preguntaba si tendría algo que ver conmigo.

Sí, pues lo creas o no, he tenido una época gris en la que yo no veía salida por ningún lado.

Una persona muy especial, me la mencionó y aun recuerdo su mirada cálida al pronunciarla y es que, es una verdad indudable que todos deberíamos tener presente.

Cuando uno trabaja en sí mismo, empieza a descubrir cosas inimaginables.

Vemos hasta qué punto estaríamos o seríamos capaces de arriesgar por tener lo que tenemos o por ir hacia lo que queremos.

Vemos quién está detrás de la persona que se refleja en el espejo.

Vemos lo que nos apasiona y cuánto somos capaces no solo de hacerlo sino de, demostrarlo.

Ya sabes que desde hace unos años, vivo trabajando desde casa o viajando y, procuro ayudar a todas las personas que estén dispuestas aprender.

Mi pasión es ayudar a personas como tú, luchadoras, incansables, soñadoras, con propósitos en la vida.

Y es eso, no debes parar hasta descubrir no quien eres sino qué eres y para qué has venido a este mundo.

IX – Si amas a la vida, la vida también te amará. [Arthur Rubinstein]

Y sí, debo decirte que aunque la vida hay días que se pone dura.

Que aunque hay días que pensamos en tirar la toalla y darle la espalda.

Aunque hay días que duelen, que verdaderamente duelen.

Debemos amar a la vida para que ella nos ame a nosotros, nos rete y nos recompense.

X – Probablemente tus sueños sean difíciles de conseguir. Sin embargo, si tienes ilusión y entusiasmo, con esfuerzo y perseverancia los conseguirás.

No temas al tener sueños grandes pues, estos son los que deben proporcionarte la energía que necesites junto con tu porqué para ir hacia ellos.

Siempre lo digo y no me canso de hacerlo.

Hay que trabajar duro para poder conseguir lo que se quiere, desde un corto viaje a la adquisición de un hogar o cualquier cosa que tengas en mente.

Quería esta semana compartir contigo estas frases para que te inspires, para que reflexiones y sigas creciendo.

Pero sobre todo, para que vayas desde hoy incansable, hacia todo aquello que quieres, deseas, anhelas… Porque sí, porque lo mereces.

No te lo cuestiones o pienses en lo que te menciona el qué dirán.

HAZLO.

Nos vemos con más en el próximo artículo.

Un abrazo,

firma-omayra

 

Pin It on Pinterest

Share This